Fierabrás: Maestro Diabi

“Medium especialista, gran genio futurólogo (…) gracias por darme la oportunidad con su alta rapidez, potencia y sabiduría de la magia y santería africana, te ayuda más, sin engañar, que todos los videntes a solucionar diversos problemas (…)”

Maestro Diabi

Hagamos un rápido repaso a nuestra lista para el control de calidad:

  • Mayúsculas: perfecto.
  • Puntuación confusa: regular, casi pone bien un par de comas y ha utilizado puntos y dos puntos.
  • Servicios ofertados: regular, ya les enseñaré algún caso que incluye la declaración de la renta.
  • Popurrí ritual: bien (medium, futurólogo, vidente, magia, santería y medicina natural).

Si quieren ver más ejemplos de panfletos similares no dejen de visitar el grupo de flickr Flyers de marabouts donde —aparte de los que vamos mostrándoles en Zumaques— podrán descubrir quién marca las tendencias en esto del marketing de fierabrás.

Fierabrás: la praxis de Pettit

Desde hace algunos años vengo coleccionando panfletos, flyers y otros opúsculos de todo tipo de charlatanes, videntes y curanderos. Inicialmente, el motivo de conservar estas muestras de apotecarios del bálsamo de Fierabrás era el de recopilar material con el que escribir más tarde una serie de relatos utilizando esta documentación para inspirarnos. Puesto que los relatos van a tardar en ver la luz, hemos decidido compartir con ustedes estas joyas.

Aquí tienen la primera:

panfleto_pettit

Como irán viendo en próximas entregas, un requisito fundamental para realizar un buen panfleto de milagros sanatorios es escribir siempre en mayúsculas y no andarse con remilgos a la hora de adjetivar. En este caso, aún sin ser el ejemplo más pirotécnico, nos ha gustado especialmente este fragmento:

“(…) y aplicar la terapia más adecuada hasta erradicar totalmente y para siempre el maleficio. Más de 50 años de experiencia en la praxis general de anomalías y fenómenos diversos (…)”

Sin duda se trata de un profesional transparente y coherente con sus creeencias. Traduzco: “Te voy a sacar tantas sesiones como hagan falta para robarte hasta el último céntimo gracias a mis 50 años de experiencia en la práctica de la anomalía”.