Más de tres razones por las que no me gusta Facebook

No me gusta Facebook aunque —tal y como les explico en  ‘Sobre Zumaques’— es posible que tropiecen conmigo por ahí ya que durante un tiempo (para poder decir que no me gusta) lo estuve probando.

¿Por qué no me gusta? Pues por unos cuantos motivos:

  • Primero, porque en mi caso, duplica servicios y canales más prácticos y funcionales, como por ejemplo el correo electrónico.
  • Segundo, porque nunca he estado tranquilo con la seguridad y privacidad de la plataforma, cosa que se ha confirmado esta semana al difundirse los cambios que Facebook ha realizado en sus condiciones de uso. (La noticia está por todas partes, pero un buen sitio para informarse es consumerist.com).
    — (Nota 18/02/2009 –
    Reacción rápida de Facebook. ¿Será por el volumen de usuarios que se han dado de baja estos días?) —
  • Tercero, porque no es fácil dejar de estar en Facebook; el concepto de desactivación no implica la eliminación total de la cuenta y de los datos personales. (No, no es fácil pero no imposible: vean cómo borrar de manera permanente una cuenta de Facebook).
  • Y cuarto, bueno, pues mejor vean la cuarta razón en este vídeo:

No me malinterpreten, no tengo nada en contra de Facebook, faltaría; incluso me ayudó a incrementar los suscriptores a este blog. Sólo es que no me gusta.

Ver otros vídeos parodiando Facebook.

Spider-man salva a Obama

En una edición especial de un cómic de Spider-man recientemente publicada, el trepamuros salva de un villano (¿republicano?) al presidente electo Barack Obama.

¿Es una declaración de principios por parte de los editores o simplemente una estrategia comercial? Ni idea, oigan, pero ya van por la tercera edición. Juzguen ustedes mismos viendo este vídeo:

Más información en: www.marvel.com

“¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí?”, dijo el publicista

¿Saben?, iba a escribir un artículo hablando sobre el polémico ‘bus ateo’: reacciones, opiniones, motivaciones, contracampañas, chistes, rumores y demás colaciones del asunto. Iba a comenzar explicándoles cómo, al tener las primeras noticias, en casa comentamos que seguramente esto iba a ser parte de una campaña por entregas y que al final todo iba a ser un montaje promocional de una bebida isotónica o de una marca de preservativos. Pero, la verdad, me veo incapaz de superar el absurdo que todos ellos —los unos y los otros— han sido capaces de generar, así que me voy a limitar a darles cuatro enlaces:

  • El primero conduce a la página web de la iniciativa: www.busateo.org
  • El segundo lleva a la asociación que ha promovido la campaña: ateus.org
  • El tercero lleva a la página de la COPE: www.cope.es/…
  • Y el cuarto es el resultado de la búsqueda ‘bus ateo’ en Google; a fecha de hoy, más de 150.000 249.000 resultados: www.google.com/search?q=bus+ateo

Me gustaba más nuestra versión de la historia en la que, al final, todo quedaba en una controvertida campaña publicitaria de condones. De hecho, seguro que más de un publicista se está preguntando “¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí?”.