Kickstarter, dinero para sus proyectos

¿Recuerdan a mi amigo C. y la historia de los carteles para recaudar dinero con el que comprarse un equipo de música? Bueno, pues hace unos meses, buscando información para un cliente, tropecé por internet con Kickstarter, una manera curiosa para financiar ideas y proyectos personales.

Abrir website de Kickstarter

El funcionamiento es muy sencillo:

  1. El interesado se da de alta y expone su proyecto: escribir un libro, hacer una película, grabar un disco, dar la vuelta al mundo, salvar un archivo de vinilos de la trituradora… casi todo vale.
  2. Los proyectos también pueden ofrecer algo a cambio a los usuarios que deciden contribuir a la causa: un ejemplar del libro editado, una copia de la película financiada, una postal, etc.
  3. Cada proyecto debe tener un objetivo económico y un plazo para conseguirlo. Si al llegar a la fecha límite se ha alcanzado la cifra marcada, el dinero es para el proyecto; en caso contrario nadie recibe ni paga nada. (La gestión y administración de pagos y cobros se realiza a través de Amazon, sistema que garantiza la transparencia en las transacciones ya que ni un céntimo cambia de manos hasta cumplirse las condiciones comprometidas).

La filosofía tras esta idea es muy simple: en internet hay mucha, mucha gente, y mucha gente donando pequeñas cantidades puede ser una increíble fuente de dinero.

Por el momento sólo se pueden crear proyectos ‘por invitación’ y es necesario tener domicilio y cuenta bancaria en Estados Unidos, pero no sería extraño ver en los próximos meses iniciativas similares a nivel internacional.

Para ver algunos de los proyectos que han recaudado fondos a través de esta plataforma pueden visitar www.kickstarter.com

Por cierto, C., si estás leyendo esto: ¿qué hubieras ofrecido tú a cambio de los donativos?

Cómo multiplicar su dinero (o ‘Todo lo que siempre quiso saber sobre la economía y nunca se atrevió a preguntar’)

Aviso:
Esta entrada reproduce un vídeo no apto para menores de edad en el que se muestran escenas con contenido ‘adulto’ y otras operaciones financieras.

La productora Optix ha realizado este spot para la agencia financiera Bontrust en el que se muestra —sin tapujos— como funciona la economía mundial. Por si acaso no han leído el aviso al inicio de este artículo, tengan presente que el vídeo muestra imágenes con contenido ‘adulto’.


Spot de Bontrust-Finance, de Optix

Los comentarios que corren en la red sobre el spot parecen de todo tipo. Los más frecuentes son, bien de sorpresa porque alguien se haya atrevido a anunciarse así, bien de alegría porque se le eche sentido del humor a esto de la economía mundial.

Por mi parte, creo que alguien ha censurado la escena en que nos daban por el culo a los que no tenemos ni voz ni voto sobre lo que hacen con nuestros ahorros y empleos.

Disculpen mi vocabulario, no pretendía decir ahorros.