50 cosas peligrosas que deberían dejar hacer a sus hijos

Si tienen hijos o niños pequeños en su casa es muy probable que —como yo— más de una vez se hayan sorprendido a ustedes mismos diciendo “… ¡Al final voy a dejar que hagas eso, a ver si te haces daño y aprendes de una vez!”. La situación que les ha llevado hasta ahí puede haber sido el enésimo intento de trepar por una librería, cerrar una puerta metiendo los dedos en las bisagras o tentar la suerte con los enchufes.

Pues bien, esa es más o menos la filosofía de ‘Fifty Dangerous Things (you should let your children do)’, un libro de Gever Tulley en el que se proponen 50 pequeños experimentos o actividades que pueden causar ciertas molestias o pequeños daños pero que servirían para aprender mediante la experiencia qué cosas pueden ser peligrosas y cómo manejarlas: engancharse los dedos con Super Glue, tocar con la lengua una pila de bajo voltaje, cocinar con el lavavajillas, jugar con fuego, hacer explotar una botella en el congelador, sumergirse en un contenedor de basura… y así hasta medio centenar.

Continúa leyendo 50 cosas peligrosas que deberían dejar hacer a sus hijos

Fred & Friends: al límite del Miguelico

Fred & Friends es una empresa especializada en el diseño, producción y comercialización de miguelicos. Seguramente han visto alguno de sus objetos en sofisticadas tiendas de regalo, en tiendas de todo a 1 euro o en bazares de cualquier tipo. También es probable que al ver uno de los productos de Fred & Friends su primera impresión haya sido ‘… ¡Vaya, qué curioso, qué idea tan original!’, que instantes después hayan pensado ‘¡Podría ser un buen regalo para…!’ y que, al final, hayan dicho ‘Mejor no: vaya chisme inservible’.

Ir al website de Fred & Friends para ver el catálogo completo

La verdad es que viendo el surtido catálogo de Fred & Friends, nosotros también tenemos las mismas dudas en cuanto a su utilidad/inutilidad. Son ideas curiosas, regalos originales, sorprendentes por un instante y poderosamente inútiles en la mayoría de casos: cubitos de hielo con formas variadas, bandas de goma para identificar las copas y botellas en las fiestas, velas de cumpleaños con tenedor incorporado, cubiertos divertidos para niños y una larga lista que pueden consultar en www.worldwidefred.com

Miguelicos: FlowerPod

El FlowerPod de DesignnordFlowerPod es un artefacto creado por la agencia DesignNord. Este miguelico es una manera curiosa de plasmar la eficiencia energética: no sólo muestra gráficos, índices y consejos para el ahorro en el consumo eléctrico sino que también nos lo expresa mediante una flor digital que germina, crece y se conserva respondiendo a dicha eficiencia.

… ¿Cómo se conecta y evalúa las diferentes redes de suministro energético? Ni idea.

… ¿Cómo lo hace para no ser uno más de los muchos cachivaches que aumentan el consumo doméstico por el simple hecho de estar conectado? Pues no lo sé.

… ¿Por qué no lo han llamado Mi EcoTamagotchi? Seguramente por problemas de marca registrada.

Más información en designnord.dk

Miguelicos: Giant Knife 2007

Más o menos, la mayoría de ustedes deben conocer las famosas navajas del ejército suizo (sí, esas con el escudo de la bandera suiza). Yo suelo llevar una pequeñita en mi bolsa que me ha sacado de más de un apuro para pelar una manzana, abrir una lata o aflojar un tornillo.

A estas alturas no creo que nadie vaya a dudar de la calidad y reputación de la marca Wenger, pero permitan que cuestione la utilidad del modelo Wenger Giant Knife 2007. Juzguen ustedes mismos si se trata o no de un miguelico:

Wenger Giant Knife 2007

No, no pongo en duda que sus 141 funciones sean muy prácticas, sólo intento resolver cómo sujetarla para utilizar cualquiera de sus 87 herramientas o imaginar el tamaño de los bolsillos de los uniformes del ejército Suizo. Aunque —pensándolo con calma— ahora entiendo mejor porqué los miembros de las fuerzas armadas de Suiza pueden optar por no llevar ni utilizar armas.

Más información en www.wenger.ch

Miguelicos: LittleIsland

Por dónde empezar… Bueno, veamos primero esta imagen:

Los robots de LittleIsland

¿Vista, sí?… Ahora la explicación.

Esta imagen sale de LittleIsland, una empresa japonesa que —por unos 2.500 €— le vende un robot o muñeco personalizado a su imagen y semejanza. Sólo tiene que enviarle una foto, esa pequeña fortuna, y le harán llegar la figura equipada con 512MB de RAM, 80GB de disco duro, tarjeta de red, cámara o sensor visual de 0.1 Mpx, altavoz y algunos servomecanismos para el movimiento.

El fabricante afirma que es posible hacer aprender al robot la voz de la persona imitada y que, por ejemplo, podría leerle las noticias vía RSS.

Así, en frío, lo primero que se me ocurre es que se trata de un iPod embalsamado y que bien podrían haberlo bautizado iDoll, no sólo por el egocéntrico prefijo sino también por el ídolo o fetiche que un miguelico así supone.

A partir de aquí, es difícil evitar comentarios sobre los muñecos de José Luis Moreno, las ausencias laborales de nuestros representantes electos, las nuevas posibilidades para las regulaciones de empleo o sobre otras perversiones sexuales.

Congresistas y senadores, tomen nota para sus pedidos: littleisland.biz